NOSOTROS


Migaloo significa “espíritu-alma” en aborigen australiano.


Migaloo Chocolatier inicia en memoria del muy querido y difunto esposo de una de nuestras socias fundadoras. Durante su vida juntos, en cada uno de sus viajes trataban de visitar fábricas y boutiques de elaboración de chocolate y disfrutaban el conocer los procesos. La ilusión de él era iniciar una fábrica de chocolates artesanales cuando llegara el momento de retirarse. Hoy, él ya no está físicamente con nosotros, pero, sin duda alguna, lo está en un plano diferente. La esposa y socia fundadora decidió aventurarse en el proyecto, invitando a su hermana menor, la cual siempre ha ocupado un lugar especial en él y su familia.

Con este proyecto, estamos honrando sus deseos y continuando sus sueños. Ahora, esos sueños se han convertido en nuestros también, llenándonos de una alegría y gozo indescriptible.

Cada trozo de chocolate Migaloo Chocolatier es una mezcla fina, única y fascinante de ingredientes de alta calidad, hechos a mano y llevándonos a un estado de alegría y bienestar por sus efectos en el sistema nervioso central y alquimia. Sin duda, nuestros chocolates elevarán nuestro espíritu y de todo aquel que lo consuma.

Desde el momento en que decidimos embarcarnos en esta aventura, hemos estado en un proceso continuo de aprendizaje, entre ellos, la certificación de “Theory, Techniques & Hands on Chocolatier Certificate”, asesorías constantes con Gourmet Chefs, Chocolatiers en México y Estados Unidos.